Al escuchar Huanuco pensaba en el templo de las Manos Cruzadas de Kotosh, el Hombre de Lauricocha, Alamias Robles y el Condor Pasa, Tomayquichua pueblo natal de la Perricholi, tambien lo asociaba con la Bella Durmiente Tingalesa y toda la exuberante Selva Alta..Me era difícil aceptar la idea de altas montañas adornadas de casas de tejas rojas, puna y lagunas. Partimos un viernes por la noche de Lima, arribando con el amanecer a Huanuco, Setiembre mes de mosquitos y clima indeciso. Luego de las compras de rigor en una combi contratada enrumbamos hacia el distrito de Conchamarca, perteneciente a la provincia de Ambo. Nos esperaban dos horas de ascenso por una buena carretera afirmada, chacras de papa, habas, paltas, ganado y típicas casas serranas. Conforme ascendimos por la quebrada esta nos mostraba sus bellezas, bosques de eucaliptos, criadero de truchas, gente trabajando el campo, aire limpio y postales de encanto. La movilidad nos deja a una hora de la laguna. Apenas empezamos la caminata se desata una lluvia de gotas gordas y persistente que luego se transforma en granizo, le pedimos permiso al Apu para subir y el tiempo cambia a mejor . El ascenso es suave y tranquilo por un sendero bien cuidado, a pesar que estamos mas de 3,000 msnm no hay síntomas de soroche. La primera laguna desagua formando una cascada hacia la quebrada, a su vez otra cascada casi vertical que proviene de la segunda laguna alimenta a la primera, ver este espectáculo ya es mas que suficiente por su belleza, las aguas son quietas, limpias y enigmaticas como toda la zona. Seguimos caminando y encontramos la tercera Laguna que a su vez alimenta a la Segunda. El ultimo trecho ya nos encuentra cansados por el peso de las mochilas y las cuatro horas de caminata, mas no podemos dejar de impresionarnos al descubrir la cuarta laguna o tambien llamada “Mama Cocha” es la mas grande y se conecta a la Tercera y Quinta Laguna que esta a su mismo nivel. Acampamos, almorzamos y descansamos ya en la noche una hermosa luna nos invita a conversar sobre mitos y tradiciones alrededor de la fogata. La gran laguna refleja en sus quietas aguas las montañas, las estrellas y a la luna. Nuestros corazones quisieran reflejar el agradecidos por permitirnos conocerte, Pichgacocha ( Cinco Lagunas ). A la mañana siguiente nada como ser despertados por aves trinandoy patos zambulliendose. El cielo se nubla, debemos bajar pronto, cuatro horas después estamos en la Hacienda Cachigaga, almorzando picante de cuy, pachamanca huanuqueña, ajiaco y probando el excelente aguardiente de caña. Por la noche del domingo tomamos nuestro Bus Cama y amanecemos el lunes en Lima, justo para ir a trabajar.